Si tienes un baño de tamaño reducido y con poca luz, hay muchos trucos para conseguir luminosidad y sensación de amplitud.

En este post te damos unos consejos para convertir tu baño en un espacio lleno de frescura y serenidad donde sumergirte cada día.

Dentro de los colores para baños, apuesta por el blanco como color principal ya que refleja la luz y consigues que el espacio parezca más amplio. Pero también puedes utilizar otros colores pasteles como un gris luminoso o un blanco roto.

Puedes aportar la nota de color en muebles y sanitarios. Recuerda que los lavabos, bañeras y los armarios de melamina pueden pintarse del color que desees. Un truco que no falla es coordinar el color de las piezas principales.

Otra opción es pintar la pared de un color luminoso y crear un zócalo alto de color blanco .

Pero te falta el toque final que lo puedes dar con los complementos decorativos (toallas, jabones,…) en azul turquesa o un color más intenso.

Recommended Posts
cocina