Esta tonalidad se ha convertido en el color del año 2020 en la decoración de interiores, accesorios, telas, ropa e incluso maquillaje.  Es un color fresco y agradable que será fácil de integrar en el hogar ¿Y por qué no en nuestra cocina? Podríamos darle un toque mint a nuestros muebles o armarios.

En el artículo de hoy os explicamos cómo pintar vuestros muebles de forma correcta para que te quede una cocina de revista de decoración con el nuevo color del año

Pintar los muebles de cocina en neo-mint

En Atrévete a renovar aportamos propuestas fáciles y rápidas, aquellas que nos permiten redecorar nuestra casa, pero sin dejarnos un gran presupuesto. Pintar los muebles de la cocina puede ser una de esas opciones o también puedes añadir elementos decorativos a tu casa como cambiar las cortinas a unas de color mint, algunos cojines, algún cuenco de cristal…pequeños detalles se puede conseguir un estilo fresco y mint. 

Tanto si tu cocina es de madera barnizada como de melamina, lo primero que debes hacer es limpiar las superficies a pintar. Ten en cuenta que la cocina es un lugar en el que las cosas suelen llenarse de grasa más de la cuenta. La grasa no permitirá que la pintura se adhiera bien. Se debe tener cuidado con eso porque a pesar de tener una cocina muy limpia, los detergentes y limpiadores clásicos (como KH7) contienen ceras o siliconas que entorpecen la adherencia de la pintura. 

Así pues, busca soluciones eficaces como el preparador de superficies Tollens.  Este tipo de limpiadores profesionales son capaces de eliminar la grasa, la suciedad, la nicotina y el hollín de la superficie a pintar, asegurando una buena adherencia de la pintura.

preparador tollensTan sólo tienes que aplicarlo y esperar 10 minutos para que haga su trabajo. Luego, con una bayeta y agua, podrás retirar el producto y dejar la superficie lista para pintar. 

Si quieres pintar tus muebles de la cocina de color mint, te recomendamos pinturas como el esmalte para muebles Tollens. Es un esmalte satinado al agua y con resinas de poliuretano y acrílicas. Esto significa que es una pintura para muebles de cocina capaz de adherirse incluso a los muebles de melamina y con una resistencia a golpes y rayadas excelente. No necesitas imprimación previa, es de lo más cubriente y no gotea. 

Completa la renovación de tu cocina

Una forma de completar la renovación para que combine con los muebles color mint es pintar los azulejos. Es muy sencillo si encuentras los productos adecuados. Para que encaje bien con el color de los muebles la mejor opción es dejar los azulejos en blanco, para que permitan que el color llame la atención y contrasten. Puedes elegir varias tonalidades de blanco según busques luminosidad, un ambiente vintage o un contraste limpio y con fuerza. En nuestra carta Atrévete a renovar encontrarás los tonos Blanco Nieve, Blanco roto o Blanco Vainilla. 

Antes de todo, necesitarás limpiar las paredes con un buen producto de limpieza como el Preparador de superficies Tollens.

Tras esta limpieza a fondo, es momento de encontrar un buen esmalte para azulejos. Debes apostar por uno que cuenta con conservante antimoho, pues en la cocina puedes tener rincones húmedos. Además, si quieres ahorrar tiempo, busca un producto que no necesite imprimación previa. Una pintura impermeable pero a la vez transpirable, y que no salpique. De esas que tienen acabado liso perfecto y que no se ven las pinceladas. En nuestra carta de colores encontrarás tonos como el Verde Agua, el Azul Turquesa o el Verde Vintage que te ayudarán a conseguir un ambiente “Mint”.

Y para dar el toque final podrías combinar con elementos de cobre y telas en rosa o turquesa.  ¡Esperamos que las renovaciones de color mint queden genial! Si te apetece innovar en tu baño puedes leer nuestro artículo con Ideas para decorar el baño.

Recommended Posts
Decoración retro